¿En que se basa?

En Hatha Yoga, incidiendo en la alineación , la fluidez del vinyasa-krama, y la consciencia sensorial desde los mirco-sistemas orgánicos. Explorando los pasos del sistema yoga en una mirada no condicionada “la somática” y la verdad que nos cuenta el cuerpo a cada instante

.Con el linaje del corazón del yoga y la innata revelación intuitiva, de años de práctica. Por determinadas instrucciones que invitan al asombro, la belleza de lo que es, la responsabilidad de elección,,,, la profunda conexión entre cuerpo, mente y consciencia.

Para ello abordamos los sistemas mas pequeños del organismo que a su vez forman otros sistemas mas grandes. Y nos ayudan a través de la exploración del cuerpo a acercarnos a la sabiduría intuitiva de la naturaleza humana. Estos Sistemas son:

                                                                               -Psiquismo celular, psiquismo orgánico, consciencia orgánica

                                                                               -Movimiento y evolución: quietud y ritmo orgánico.

                                                                               -Planos de movimiento natural en los tejidos y sistemas corporales.

Estos Sistemas a su vez forman lo que conocemos como músculos, órganos, fáscias,metabolismos y toda la actividad corporal necesaria para sostener la vida. Desde  las 5 Esferas y Meditación Orgánica aprendemos  nuestra práctica personal únicad desde El Esquema Eo y enseñar a otros a encontrar su camino. Esto lo representamos en un hexagrama: nuestra forma favorita para contener las Esferas y explicarlas. Por medio del encaje perfecto de dos triángulos equiláteros que simbolizan la no dualidad, la Integridad. EO= CE+MO

Para mayor efectividad al iniciar la Formación evaluamos importantes factores orgánicos para investigar en su despertar desde la espontaneidad de la práctica constante desde la mirada consciente.

Practica EO Conciencia Orgánica

La biodinámica de yoga desde el cuerpo y basado en la inteligencia como vida nos acerca a ver que muchas veces nos limitamos a nuestra inteligencia condicionada, pero la inteligencia de la vida, es mayor. Es una inteligencia constante, íntegra, no-dual. Donde todo es lo que es, de forma simple.

Aprendemos de niños y en movimiento toda nuestra configuración perceptiva, un sin fin de click en sentir, hacer y pensar.Que en parte nos limita.

Cuando realizamos una práctica desde la interiorización profunda,al fin descansamos en nosotros, paramos y aunque todo sigue, aparece una continuidad que nos expande en todo,en renovación. Una práctica avanazada nos acerca a la observación permanente como presencia.Siendo asana una meditación en acción.Por tanto desde donde nos movemos, genera integridad y el movimiento que se produce nos ayuda a a una liberar las tensiones, que afectan de forma profunda al cuerpo-mente y una vez libre,nuestro sentir y visión, quizás se abre a nuestra naturaleza real, se abren a la vida.

Desde un buen posicionamiento de enraizar los pies,que proporciona equilibrio,ligereza y vitalidad y una elevación orgánica en sentido opuesto que bascula el cuerpo, trabajando a favor de la gravedad mejorando la propiocepción ¿como me siento? Y la conciencia kinestesica ¿Como de bien me muevo?.Vemos que el modo de hacer nos conecta con la actividad y el modo de ser con la relajación interna de esta manera aprendemos a hacer consciente lo inconsciente, reeducando el sistema nervioso.

Tenemos distintas formas de sentir, y para ello necesitamos las articulaciones y los músculos para que podamos percibirnos efectivamente. Cuando nuestra actitud cambia hacia los pesos, la sensación del peso también cambia en nosotras. Por esto el sentido cinestésico (como me siento con el entorno) es esencial. Muchas veces no tenemos sensibilidad suficiente para saber cuando nos estamos rindiendo a la gravedad o cuando ejercemos otra fuerza por nuestra parte. Desde los 5 sentidos habituales no podemos percibir esto, igual que el efecto de un día nublado, soleado, la atracción de la luna, o las mareas. Solamente es perceptible para nosotros desde esa reactividad interior omnipresente de los sentidos prioperceptivos o cinestésicos, así que cuando nos tomamos el tiempo suficiente se cablean y despiertan en nosotros, nuestro mundo se amplia.Solamente al conocer la dirección hacía abajo , conocemos la dirección hacia arriba, y al conocer esta estamos libremente de pié. Como en tadasan.Sintiendo lo que es necesario, empezamos a experimentar una profunda capacidad para relacionarnos con el mundo externo, desde nosotras mismas.

Style switcher RESET
Color scheme